top of page

¿Qué me Pongo? part. 1

Actualizado: 15 oct 2022


¿Cuantas veces no encuentras que ponerte? Y con la percha llena dices que no tienes que ponerte. Hay veces que eso te pone de mal humor y no importa el accesorio o pieza de ropa que te pongas si tenemos una actitud incorrecta nos vamos a ver mal.

Hoy quiero hablarte de unos accesorios que debemos ponernos todos los días y no importa la manera o con las piezas que estes vestida siempre te verás regia. Mejor que cualquier pasarela de alta costura.


Mira lo que dice en Colosenses 3:12-14


"Por lo tanto, como pueblo escogido de Dios, santo y amado, vístete de compasión, bondad, humildad, gentileza y paciencia. Tengan paciencia el uno con el otro y perdónense unos a otros si alguno de ustedes tiene una queja contra alguien. Perdona como el Señor te perdonó. Y sobre todas estas virtudes, vestíos de amor, que los une a todos en perfecta unidad".

Dios nos escogió, nos hizo santos y amables y desde esa posición es que tu y yo trabajamos. Y podemos fluir en los Accesorios del corazón que Pablo menciona compasión, bondad, humildad, gentileza, paciencia, perdón y amor.



En esta ocasión deseo hablarte de la compasión y la bondad


Primeramente recuerdas lo que Jesús le dijo a sus discípulos mientras ascendía al cielo que amen a Dios sobre todas las cosas y que amen a su prójimo como así mismo. Para poder tener compasión con los demás tienes que tener compasión contigo misma.


Hay unos mitos encontra de la autocompasión que deseo compartir:







4 Ejercicios para que tengas autocompasión:


  1. Perdónate a ti misma. Ya Dios te perdonó.

  2. Medita en lo que Dios dice de tí.

  3. No seas tan dura contigo misma. No te maltrates que esa voz de tu interior sea amable y dulce.

  4. Escribe un diario. Enumera esas cosas que deseas cambiar y toma una en un mes y trabaja con ella al pasar el tiempo verás como haz cambiado.



Ahora que sabes ser compasiva contigo lo puede ser con otros.

Jesús fue compasivo, sanó a los enfermos, alimentó a los hambrientos. Dió libertad a los cautivos. Y es lo mismo que tú y yo tenemos que hacer. Jesús dijo; que si hacemos a uno de los pequeños, lo hacemos a Él.

Hay tantas personas que nos rodean que necesitan el verdadero amor de Dios y tu y yo somos los únicos para mostrárselo.



La diferencia entre la compasión y la pena


La pena sólo ve la necesidad, juzga a la persona y no hace nada.

La compasión ve la necesidad, no juzga a la persona y junto con la bondad, busca una solución, se mueve hacer algo.



Te muestro varias citas que lo demuestran:




"Aprende a hacer lo correcto; buscar justicia. Defender a los oprimidos. Asumir la causa de los huérfanos; alegar el caso de la viuda" Isaias 1:17

"Abre sus brazos a los pobres y extiende sus manos a los necesitados". Proverbios 31:20

Por último Proverbios 11:16 dice:


"Una mujer de buen corazón gana honor".


Seamos compasivas y bondadosas por el resto de nuestra vida.


Utilicemos estos accesorios que sabemos que no importa los que vistamos y con lo que lo adornemos, siempre nos veremos regias y hermosas.








Para más contenido interesante puedes acceder al Podcast en el próximo enlace:













¿Que tal te pareció? ¡Déjame un comentario!

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page